Urgente iluminación en Inwood Hill Park, parte ubicada al final de la calle Dyckman (La Marina)

ContigoNews.com

Urgente iluminación en Inwood Hill Park, parte ubicada al final de la calle Dyckman o La Marina para evitar lamentaciones despues.

Por Ana María Toribio

Al final de la calle Dyckman, llamado también La Marina, está el fantástico y hermoso restauran del mismo nombre, “La Marina” el cual atrae a la gente de la comunidad del área y también de diferentes localidades, que quieran disfrutar de un ambiente acogedor alrededor del rio Hudson.

Muy cerquita de este extraordinario restauran, se encuentra Inwoold Hill Park con una variedad de facilidades deportivas como los son: campos de béisbol, Baloncesto, fútbol, equipo de entrenamiento para los ejercicios físicos, área para correr en bicicletas, zona de picnic, senderismo y mucho más. Si observan estas dos fotografias, se daran cuenta de que la foto del restauran esta bastante iluminada que hasta se puede ver lo que hay en el fonde del mismo; lo contrario de lo que pasa en la foto que muestra el parque. No se puede ver nada, solamente los faroles colocados en la calle alcanzan a iluminar la pequeña entrada al parque.

Por esta razón, y sabiendo que una gran parte de nuestros jóvenes entrenan su deporte favorito en este parque, necesitamos más postes de luz.  Los encargados de Parques y recreación de la ciudad de Nueva York, deberían tomar en cuenta la necesidad de más iluminación en esta zona del parque ubicada al final de la calle Dyckman donde su vecino más cercano es el famoso restaurant “La Marina”.

Así como “La Marina” ha sido una parte vital de la cultura costera única del alto Manhattan durante más de dos siglos, donde en el pasado, los notables habitantes de Manhattan guardaban sus propiedades de verano y sus yates, ubicado justo debajo de los Cloisters en Fort Tryon Park, de la misma manera la parte del parque que le queda cerca, es tan importante  como su historia y necesita urgentemente más iluminación para después no tener que lamentar lo que pudiera pasar en un lugar tan tenebroso al llegar la tarde/noche. Esa parte al final de la calle Dyckman y a lo largo del río Hudson, se encuentra huérfana de iluminación.

Ayer estuve por esos predios y aunque con frecuencia visito el área en mi bicicleta junto a mi amiga Mónica, ayer fue cuando me percate de la falta de iluminación que tiene Inwood Hill Park. Cuando cae la noche es casi imposible entrar al parque, parece la boca de un lobo feroz, tan oscura que apenas se puede ver quien sale de allí. Es un gran peligro transitar por la zona al caer la tarde, más aún con la delincuencia y violencia de la que estamos al asecho en cada momento del día y la noche.

 Inwood Hill Park finalizando la calle Dyckman, Necesita más iluminación.

 

98 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: