Reflexionando desde mi curul…(Las Bodas Reales)

ContigoNews 19 mayo, 2018

Por Zunilda M. Fondeur

REFLEXIONANDO DESDE MI CURUL…Impresionantes…Las emociones y sensaciones generadas por las bodas reales, especialmente las de la fallecida princesa Diana De Gales y la de su hoy nuera Meghan Markle, una joven actriz estadounidense, de origen mestizo.

Llantos de alegría, admiración, realizaciones platónicas de sueños, curiosidad, son algunos de los sentimientos que unieron a cientos de millones de seres humanos por varios días y que culminaron en algo parecido a un infantil cuento de hadas…Las bodas del príncipe Harry, hijo más joven de la calificada princesa del amor y la hoy duquesa plebeya.

Y es que mas allá del glamour y las pompas, hoy quedaron rotos los estereotipos y el racismo, en la rancia monarquía inglesa y en el resto del mundo…Lo que debería ser tomado como prototipo en la nación de la novia, un país en donde no existe ni ha habido monarquía y al contrario está formado por inmigrantes desde su fundación, cuando precisamente los ingleses salvaron sus vidas en aquel famoso barco bautizado como Flor de Mayo, al llegar a USA.

Y como evidencia de que evolucionamos, mientras el pasado presidente Barack Obama es producto de una mezcla de blanca estadounidense y negro de origen africano, ya el reino inglés asciende a duquesa a Meghan Markle hija de una negra y un blanco, americanos ambos.

Los medios de comunicación masiva en general, especialmente los audiovisuales se volcaron en producciones espectaculares, con presentadores y reporteros bien informados y vestidos acorde con el riguroso protocolo de la ocasión.

Algunas personas califican de fatuas las ceremonias y el protocolo que ha conmocionado el mundo y otras encuentran mucha positividad, en un acontecimiento para el cual, solo en la seguridad hubo un gasto de unos cuarenta millones de dólares.

Posiblemente ambas tengan razón, recordando que la moneda tiene dos caras y la verdad no es absoluta de nadie, en el entendido de las grandes obras sociales realizadas por los poderosos de buen corazón.

Tal es el caso de los desposados, quienes justo encontraron, tras ser presentados por sus amigos en una cita a ciegas; entre su accionar en común, la generosidad y búsqueda de la igualdad y justicia, cual es el caso del príncipe Harry, donador en distintas organizaciones para obras sociales y Meghan, defensora del reconocimiento al derecho de igualdad entre el trato a la mujer frente al hombre.

Seguramente se conocerá el monto al que ascenderá la suma recaudada en la celebración de la “boda del siglo” por lo que gastarían en regalos sus invitados, a quienes solicitaron lo donaran a instituciones benéficas.

No tengo dudas de que ambos continuarán el legado de Lady Diana, con el agregado de su propia iniciativa, lo que crea esperanza de mayor aporte a los pobres, paupérrimos y enfermos carentes de medicamentos, atención facultativa y condiciones materiales para las urgencias de millones de olvidados y abusados por gobernantes y políticos.

 

275 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: