MANUAL DE LA TERCERA EDAD… #3

ContigoNews.com mayo 28, 2018

Por Zunilda M. Fondeur

MANUAL DE LA TERCERA EDAD… Lidiar con nuestros mayores implica enfocarnos en ellos y sus circunstancias, teniendo siempre presente los valores que ellos nos entregaron y, muy especialmente, que perciban que lo que hacemos por ellos es, con amor, respeto y agradecimiento.
Su dignidad es intocable! Ayudar a los mayores es nuestro deber y obligación humana, pero sin enfado ó demostrando fastidio.

Sabemos que, como adultos, a nadie le gusta que le ordenen o manden, como si fuéramos niños, pero debemos entender que para nuestros padres lo seguimos siendo y hay que colegir que ellos han creado su estilo de vida y como ejemplo que de seguro encontraremos en cada casa, no cambian los horarios en sus costumbres de acostarse en las noches, dormir siesta y levantarse, por lo que tenemos que negociar con ellos para adaptarnos a las costumbres y tradiciones que por larga data han tenido.

En mi caso a veces bromeo con mami, mi reina madre y le pregunto si cabría la posibilidad de que en su «trabajo» le permitan levantarse después de las cinco o cinco y media de la mañana y me responde que es ella quien ya no puede cambiar.
Claro que su trabajo consiste en la rutina del aseo, colar café, mojar plantas y hervir huevo y hacer su desayuno ligero.

OBJETOS

los adultos acomodan sus objetos, tienen preferencias por batas de dormir o estar en casa, que muchas veces quisiéramos cambiarle por otras más nuevas, chanclas Etc. acorde a sus puntos de vista y hay que respetarlos, salvo que pedirán afectarles o se encuentren de alguna forma en lugares en donde pudieran tropezarse…

Es fundamental crear condiciones para que, pese a sus limitaciones físicas, puedan sentirse útiles, cocinar algunos de sus platos favoritos con la sazón de su agrado, pero sin el peligro de lastimarse o herirse.

Particularmente he ido creando una serie de técnicas para que mi madre participe en el proceso de preparación de algunos de sus alimentos, que quiero compartir con quienes tengan la buena fortuna, como he sido premiada yo, de atender a sus procreadores y para que lo hagan a su gusto.

VEGETALES, ENSALADAS Y FRUTAS

Como pueden ver en las gráficas, uno puede pelar, limpiar, lavar y guardar los ingredientes de su comida en bolsas con cierre, lo que les facilita cocinar y hacerlo con las cantidades de su gusto, por ejemplo, al preparar las berenjenas, tayotas, bacalao, que también le dejo picados y en un recipiente listos, Etc.

EL TE O TIZANA

Hiervo el jengibre, la canela, anís chiquito y estrella, malagueta y clavo dulce, especias tradicionales; en un recipiente hondo y grande y le dejo en funditas plásticas con cierre, hojas de orégano grande (Poleo), en otra de eucalipto, en otra de naranja y así de otras variedades como menta, romero, etcétera, recomendando que solo utilice una clase de estas en la taza en la que se sirva, después de calentarlo, como recomiendan los médicos que escuchamos por la radio y vemos en la televisión, e indican nuestras tradiciones.

Ayudar a nuestros ancianos en la higiene de su hogar les supone mejor calidad de vida, porque además les extrapolamos parte de nuestra energía y les devolvemos parte de la ternura recibida de ellos.

Son muchos los temas que continuaremos desmenuzando en otras entregas, pero recalcamos en la importancia de la higiene, asegurándonos de limpiar frecuentemente con desinfectante los objetos como: Teléfonos, controles del televisor, conmutadores de las luces y lámparas, picaportes y muy especialmente la perita del inodoro y lavamanos del baño.

 

391 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: