Falleció Marina Maldonado una inmigrante ejemplar

ContigoNews.com mayo 31, 2022

IN MEMORIAM
La comunidad pierde una de las gestoras culturales pionera
Esta tarde ha expirado Marina Maldonado, distinguida dama de la sociedad dominicana en Nueva York y la más joven de la dinastía santiaguera, cofundadora de la mayoría de organizaciones creadas desde la década de los 60s.
Un fulminante paro respiratorio no pudo superarlo, cuando en el Presbyterian Medical Center hasta la entubaron ya no había nada que hacer.
Nació en Santiago, el 2 de mayo de 1936, falleciendo hoy, 30 de mayo, a los 86 años.
Marina fue bailarina de las Mambos Girls, fundado por su hermana Normandía Maldonado, pionera del folklore quisqueyano en Nueva York, presentándose en distintos países europeos junto a Normandía y la joven sobrina de ambas Lily Hernández.
A Marina le sobrevive su único hijo Carlos Manuel Hemenegildo, nietos Lina y Carlos Hemenegildo (Junior) y seis bisnietos, procreados con su esposa Ana Hemenegildo, a quien amaba como la hija que la vida le regaló, a través de su amado hijo Carlos, al haberla elegido como esposa.
Los Maldonado forman una familia tan unida, que los sobrinos han sido tratados como hijos de todas las hermanas mayores de Pablo Maldonado, único varón de la familia…
Los entristecidos sobrinos son: Lily Hernandez, Francy Marte,
Franklin Espinal, María Calderón, Grace Espinal, Ricardo Maldonado,
Petronilla Mendoza, Paul Maldonado, Karina Maldonado Raymon Maldonado. Juanita Marte, Eudes Budhai, Arelis Marte, Yesenia Budhai y descendientes.
También a los hijos espirituales de Normandía, como Normandía, nos duele la partida de Marina Maldonado, como una gran tía. Le sobrevive su hermana mayor Luz Maldonado viuda Taveras,
Organizaciones como el Instituto Duartiano, para colocar un ejemplo, tuvieron el respaldo de todas las Maldonado desde que fue fundado por Juan Paulino en los años sesentas, con el nombre de Club Juan Pablo Duarte.
Los restos de Marinita, como muchos la llamaban, serán trasladados a la ciudad de Miami, lugar de residencia de su hijo Carlos, en donde recibirá cristiana sepultura.
Marina y sus hermanas vivieron por más de 60 años en la avenida Amsterdam y estaban tan unidas, que trabajaban en la industria de la aguja y las pelucas y cocinaban por semana en cada hogar, a donde se trasladaban para compartir la mesa familiar.
La comunidad de inmigrantes en los Estados Unidos debe contar a Marina Maldonado entre sus más decentes, solidarios, cristianos e ilustres personas, que dejan una historia limpia, por haber exhibido una conducta ejemplar.
Que en paz descanse la dominicana MARINA MALDONADO.
Carmen de La Rosa, asambleísta y muchas más personas, han externado su pesar.
298 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: