Expresión de amor de una madre a la hija en su cumpleaños!

Expresión de amor de una madre a su hija en su cumpleaños

Por Zunilda M. Fondeur

A nadie se le quiere más que a un hijo o a una hija, por eso resulta difícil expresar con palabras o con un mensaje todo nuestro amor en una fecha tan señalada como un cumpleaños.

Decidí comenzar la celebración del natalicio de mi princesa Sandra Zunilda Taveras Fondeur, anoche, en la tranquilidad de mi hogar, decidí pedir prestados par de días a mi tratamiento para la culebrilla y brindar por la salud de mi valerosa hija, con un vinito, en copa de cristal, mientras hacía ejercicios en el agua…

Es hoy cuando mi hija festeja su cumpleaños, pero celebro los últimos días de complicidad, cuando me anunciaba que pronto partiría a ver la luz, respirar con sus pulmones y comenzar a crecer fuera de mi vientre, aun cuando perdiera el confort que gozó durante nueve meses dentro de las entrañas de una adolescente de 17 años. Dios te bendiga, amada hija y te me premie con el retorno de tu salud.

Hoy, que Dios me permite festejar el natalicio de mi amada hija, comparto con ustedes nuestro inconmensurable cariño filial y les invito a ver esta vieja publicación…Amor incuestionable entre madre e hija.

Aún con las limitaciones por su doloroso quebranto, mi Sandra Zunilda Taveras de Espinal nos cocinó un estupendo desayuno a su esposo Eric Espinal y a mí, agregando la rica avena preparada por mi hermanita Victoria; antes de viajar de R. I. a N. Y. Bendiciones para todos.

Felicitaciones y especialmente salud a mi sufrida hija, para quien pido como regalos oraciones y energía positiva.

Exactamente a las cinco de la tarde un día 28 del mes 8, nació mi hija amada Sandra Zunilda Taveras Fondeur de Espinal y para ella dedico todas las flores, plantas y los mejores deseos de familiares y amistades. Dios te bendiga!

Ese velón aromático lo encendí el domingo, para iluminar el destino de mi queridísima hija Sandra Zunilda, hoy que es su aniversario de vida; porque creo en Dios y le ruego como madre, que dejen de ser necesarias las radioterapias y los dolorosos procedimientos a los que periódicamente aplican a mi hija amada y aprovecho para agradecerle por Eric Espinal, ese esposo tan bueno y por tan amorosos hijos y nietos quienes están pendientes de ella. Gracias padre… En ti confío y sé que son muchas las voces que se unen a mi clamor. Finalmente,

Mi poema para ti, mi adora primogénita, Sandra Zunilda Taveras Fondeur!

El día que naciste,        
el mundo se detuvo y solo existíamos tú y yo,
tu mirada abrió la puerta hacia mi interior,
esa puerta que un día cerré y me permitió protegerme del dolor,
ya que, tantos habían causado una pena en mi corazón.

Llegaste tú, mi amada hija como una luz que todo iluminó,
impregnaste mi ser, de amor, esperanza y devoción.

Y empecé a creer…
y empecé a soñar que el mundo podría ser mejor.

Imaginé arcoíris, días soleados,
donde bajo ese cielo, bailábamos las dos;

Mientras pasan los días y creces,
cuanto más me dejas conocerte,
más segura estoy, que el día que Dios te diseñó,
quiso bendecirme y sorprenderme.

Llevo años amándote
y me faltan miles más, para cumplir mi misión,
pero antes de que sea tarde,
por que aunque quiera, al tiempo no he podido comprarle,

quiero hoy escribirte, decirte, gritarte
que Te Amé, Te Amo y Te Amaré
hasta que Dios decida llevarme,

e inventaré mil vidas más, porque mi alma nunca va a olvidarte.

Tienes ahora que saber,
que nunca dejaré de decirte, recordarte, prometerte no olvidarte y que
estás aquí, para ser feliz, para reír, cantar, soñar, amar y bailar, incluso bajo un cielo gris.

 

Ana Maria Toribio / ContigoNews@gmail.com

 

 

312 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: