El millonario costo legal del líder de La Luz del Mundo que nadie sabe quién pagará

Abogados consultados por Univision Noticias calculan que los abogados de Naasón Joaquín ya habrían acumulado una tarifa de alrededor de tres millones de dólares, sin sumar los sueldos de paralegales, investigadores y expertos. El gobierno mexicano detectó una transferencia de 600,000 dólares hecha desde la cuenta bancaria del pastor para pagar a sus defensores legales.

ContigoNews.com Septiembre 19, 2021

Estados Unidos. – No hay duda de que los abogados de Naasón Joaquín García, el líder de la iglesia La Luz del Mundo, han sido implacables a pesar del alud de evidencias de presuntos abusos sexuales que la Fiscalía de California asegura tener. Incluso le han dado un par de reveses al gobierno, como haber logrado que por una falla procesal el primer caso fuera desestimado por orden de una corte de apelaciones.

Quienes lideran esa batalla jurídica en la Corte Superior del condado de Los Ángeles son Caleb Mason y Alan Jackson. Este último ha tenido clientes de alto perfil: atletas, celebridades y hasta un príncipe saudí que fue acusado de agredir sexualmente a varias mujeres en su mansión en Beverly Hills.

La firma en la que estos abogados son socios (Werksman, Jackson & Quinn) también está representando a otro hombre poderoso con serios problemas legales: el productor de Hollywood Harvey Weinstein, cuyas agresiones sexuales a varias actrices generaron el movimiento #Metoo.

El productor de cine Harvey Weinstein (izquierda) y Alan Jackson. Crédito: Getty Images

El magnate del cine ya fue condenado a 23 años de prisión en Nueva York, pero fue trasladado a Los Ángeles para enfrentar 10 cargos de agresión sexual. La Fiscalía federal presentó once delitos, pero en agosto un juez retiró uno, aunque dejó los más graves que, de comprobarse que los cometió, alargarían el tiempo que pasará tras las rejas.

Otro famoso que defendió Jackson, nombrado en 2009 como uno de los 100 abogados más influyentes de California, según el portal de su bufete, es el actor Kevin Spacey, a quien en 2019 le retiraron los cargos de agresión sexual en Massachusetts por lo que la fiscalía describió como “la falta de disponibilidad del testigo denunciante”. El ganador del Oscar tiene ahora una demanda civil en puerta.

El actor Kevin Spacey (izquierda) y el abogado Alan Jackson en una corte de Massachusetts. Crédito: Getty Images

Durante su tiempo en la división de delitos mayores de la Fiscalía del condado de Los Ángeles, Jackson ganó la condena del fallecido productor musical Phil Spector por el asesinato de la actriz Lana Clarkson. «Alan Jackson es uno de los abogados defensores penales más solicitados del país», afirma la página de su bufete. «Ha juzgado más de 85 casos hasta el veredicto del jurado con una tasa de éxito profesional del 96%», agrega.

Como en el caso de Weinstein, Jackson y Mason lograron que, en una audiencia en la que debatieron cada uno de los 23 cargos que pesaban contra el dirigente de Luz del Mundo, un juez eliminara cuatro cargos de extorsión y los agravantes de daño corporal en dos cargos de violación forzada de un menor y relaciones sexuales ilegales. Estos últimos están relacionados con la presunta violación de una adolescente que era virgen cuando supuestamente ocurrieron los hechos.

Desde que tomaron el caso en el verano de 2019, la estrategia de Jackson y Mason ha sido aplazar el juicio alegando no estar preparados. Este viernes, una vez más, un juez aprobó una moción similar, la cual no fue rechazada por los fiscales, que pospondrá el proceso hasta el 9 de mayo de 2022 por una aparente falla de la fiscalía estatal: le entregó a la defensa evidencia nueva (mensajes de texto entre dos acusadoras) un mes antes del inicio del juicio, que se había programado para este 27 de septiembre.

Alan Jackson y Naasón Joaquín, con uniforme de reo, en la corte de Los Ángeles en 2020. Crédito: Univision Noticias

Los litigantes, entre tanto, siguen tratando que las acusaciones sean derribadas en una corte de apelaciones y defienden a su cliente de una demanda civil que presentó en su contra una mujer que asegura haber sido esclava sexual del llamado ‘Apóstol de Jesucristo’.

 

 

43 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: