Conferencia exitosa «Mujeres dominicanas haciendo justicia», Centro Cívico Cultural Dominicano.

ContigoNews.com febrero 20, 2021

Por Ana Maria Toribio

El Centro Cívico Cultural Dominicano, en conmemoraciòn al mes de la herencia dominicana, realizó ayer virtualmente, una conferencia acerca de las «Mujeres dominicanas haciendo justicia», dictada por los renombrados panelistas Dr. Manuel Acevedo, y los historiadores José Nova y Ramón Espínola.

Las historias de las mujeres que seleccionaron los participantes, fueron mujeres que impactaron en la historia dominicana, pero que discriminadas por la sociedad dominicana y por la historia misma. Ellas fueron ignoradas y casi desaparecidas de la historia por su estatus social enmarcado en la pobreza, su color de piel y por superar, en cuanto a valor y fortaleza, a muchos de los hombres de la época.

El Dr. Manuel Acevedo, habló de la primera mujer en graduarse en la Universidad Autónoma de Santo Domingo en el área de la medicina, la Doctora. Evangelina Rodríguez, hija natural de Felipa Perozo, campesina analfabeta, y de Ramón Rodríguez, un rico comerciante de la zona que era también oficial en el ejército de Pedro Santana. Sus padres fallecieron cuando ella era una niña y su abuela paterna, Tomasina Suero de Rodríguez, se hizo cargo de ella.

Fue la primera mujer dominicana, que se graduó en Medicina. Sin embargo, pese a haber sido la primera médica graduada en el país con una especialidad en Pediatría y Ginecología cursada en París (1920-1925), el régimen de Trujillo designó como primera maestra en Obstetricia a Consuelo Bernardino por las influencias que ejercían sus hermanos en el gobierno y de este modo, obviando sus valores académicos.

Se graduó el 29 de diciembre de 1911, presentando su tesis sobre: “Niños con excitación cerebral”, la cual ganó un sobresaliente.

-Los aportes a la sociedad dominicana de Evangelina Rodríguez, comienzan cuando ella Organizó un servicio de obstetricia para exámenes pre y post-natales, y dio cursos de nivelación a las comadronas.

-Educó sobre planificación familiar, ideas muy avanzadas para aquellos tiempos.

-Recomendó la educación sexual en las escuelas y organizó el servicio de prevención de enfermedades venéreas.

-Además de su faceta como profesional médica, Evangelina Rodríguez , fue también poeta y narradora. A todo esto, se le suma su oposición al régimen trujillista, al cual criticó abiertamente.

Se afirma que por su oposición al régimen de Rafael Leonidas Trujillo y sus fuertes críticas al gobierno fue apresada, llevada a la Fortaleza México en San Pedro de Macorís y torturada. Después fue abandonada en un camino cerca del pueblo de Hato Mayor. La última imagen de ella, fue la de una “loca” arrodillada con los brazos en cruz frente a la iglesia de la Altagracia vociferando en contra del régimen.

El segundo panelista de este importante tema, sobre las mujeres de la historia y su discriminación, fue el versado historiador José Nova, quien se refirió a la santiaguera y mujer dominante de clase media, La Doctora en Leyes Carmen Lora, apodada Piky Lora.

Carmen Josefina Lora Iglesias, Nació en Santiago de los Caballeros, el 28 de julio de 1940. Hija de Armando Lora y Altagracia Iglesias, la que infundió en su conciencia el espíritu de rebeldía al narrarle los horrores de los marines yanquis de 1916, cuando asaltaban las casas de Montecristi. La ilustre maestra fue también encarnizada anti trujillista. Creció en un ambiente de silencioso cuestionamiento a la tiranía de Trujillo.

Durante sus primeros años de estudiante se unió al Movimiento 14 de junio, donde se le asignó la misión de servir de correo clandestino entre Santo Domingo y San Francisco de Macorís.

Se graduó de Doctora en Derecho en octubre de 1962 y, al año siguiente, a raíz del golpe de estado al gobierno del profesor Juan Bosch, participó en los planes de guerrilla del Movimiento 14 de junio lo que le valió el exilio.

De nuevo en la Repùblica Dominicana y a partir del cambio de gobierno en 1978, Piky Lora desempeñó cargos públicos relacionados con la especialidad de su profesión, como registradora de Títulos del Distrito Nacional y luego como Jueza del Tribunal Superior de Tierras. Fue Directora General del Catastro Nacional, a partir de 1996 y asesora del Comisionado para la Reforma y Modernización de la Justicia, en el que encabezó el proyecto de modernización de la titulación de tierras del país.

Aparte de los proyectos que encabezó dentro del sector público, ofreció gratuitamente sus conocimientos profesionales con el fin de devolver al Estado Dominicano cuantiosos terrenos usurpados por particulares. Fue galardonada por el Poder Ejecutivo con la Medalla al Mérito de la Mujer, en homenaje a su trayectoria de vida y a su lucha, tanto desde la contienda bélica como desde el escenario de los tribunales de la justicia, por la soberanía y la dignidad de la República Dominicana. Murió a los 58 años, el día 13 de Abril de 1999.

El panelista Ramón Espínola, experimentado historiador dominicano se refirió a la historia de María Baltasara de los Reyes Bustamante, primera mujer marina dominicana.

El 6 de enero de 1798, nació María Baltasara de los Reyes y Bustamante quien tuvo un importante activismo en el movimiento de la independencia dominicana. Es conocida por haber ocultado a Juan Pablo Duarte mientras era perseguido por hombres del ejército haitiano y por haber sido la primera mujer en tomar armas en la guerra de independencia el 27 y 28 de febrero de 1844.

De procedencia desconocida, los historiadores dicen que no era apellido Reyes, sino que nació el día de los Santos Reyes y le pusieron Baltasara por el rey Baltasar.

Se entregó con valor, entusiasmo y abnegación a la causa independentista estando presente con el fusil en sus manos la noche memorable del 27 de Febrero y en la madrugada del 28, haciendo guardia en la Puerta de la Misericordia, junto al grupo de los independentistas.

María Baltazara de los Reyes no solo trabajó con entusiasmo y coraje, sino con una intrepidez asombrosa. A raíz de los acontecimientos que obligaron al patricio Juan Pablo Duarte a esconderse de los haitianos, quienes lo sindicaban como el ideólogo o precursor del movimiento independentista, fue precisamente el hogar de María Baltazara de los Reyes el lugar escogido por Duarte para evadir la persecución de los opresores y continuar con los planes revolucionarios.

Aunque la residencia de María Baltazara de los Reyes estaba situada frente a la residencia donde vivía la familia de nuestro apóstol de la libertad, nadie pudo percatarse de la presencia del prócer, a pesar de encontrarse a escasos metros de su hogar, dada la normalidad y discreción que observó esa valiente mujer.

La conferencia concluyó con unas importantes palabras y sugerencias del Sr. Ramón Espínola, quien dijo textualmente: “Mujeres, deben formar hombres no machos, porque los machos agreden la conciencia femenina”. Cuya sugerencia fue acogida por la Doctora Galvan, que a su vez, exhortò a todas las mujeres a luchar por sus derechos, e incluso hiso un llamado al consul dominicano a tomar en cuenta esas sugerencias.

La conferencia fue todo un éxito, en la cual participaron unas cuarenta personas locales y del exterior del país.

La Doctora. Mariluz Galván, agradeció la excelente participación de los experimentados panelistas Dr. Manuel Acevedo, a los historiadores José Nova y Ramón Espínola y a todos los que asistieron a la reunión, a poyando de este modo al Centro Cívico Cultural Dominicano.

 

 

107 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: