Ciudad le da el último adiós con honores al oficial del NYPD Jason Rivera

NYPD DE LUTO

ContigoNews.com enero 28, 2022

  • Dos oficiales de la policía de la Ciudad de Nueva York, Jason Rivera y Wilbert Mora, murieron luego de recibir un disparo en Harlem el viernes mientras respondían a una llamada de violencia doméstica.
  • La policía de su comisaría en Harlem, así como oficiales de lugares tan lejanos como Jordania, llegaron uniformados para decir que su hermano de azul nunca será olvidado.
  • El funeral de Rivera está programado para el viernes en la Catedral de San Patricio, mientras que el funeral de Mora se realizará el 2 de febrero.

NUEVA YORK — Enormes multitudes de amigos, compañeros oficiales, familiares y otros dolientes dán su último adiós hoy viernes a un oficial de policía de Nueva York de 22 años que fue asesinado a tiros hace una semana en Harlem.

Los sonidos lúgubres de la canción Amazing Grace atravesaron el aire fresco de la mañana del jueves cuando el ataúd del oficial Jason Rivera, envuelto en una bandera verde, blanca y azul del NYPD, fue transportado a la Catedral de San Patricio para su velorio el jueves, que comenzó a la 1 p.m. en el mismo sitio donde se realizará su funeral el viernes a las 9 a.m.

La policía de la Ciudad de Nueva York dijo que partes de la Quinta Avenida estarían cerradas a partir de las 6 a.m. del viernes. Se les pide a los miembros del público que quieran presentar sus respetos que se reúnan en el lado este de la Quinta Avenida comenzando en la calle 49 y hacia el sur.

El jueves se vieron a multitudes en la gelada temperatura esperando su turno para rendirle su honor a Rivera durante su veloria. La policía de su comisaría en Harlem, así como oficiales de lugares tan lejanos como Jordania, llegaron uniformados para decir que su hermano de azul nunca será olvidado. El alcalde Eric Adams presentó sus respetos por la tarde.

Después del funeral, el ataúd de Rivera, envuelto en una bandera verde, blanca y azul del Departamento de Policía de Nueva York, será llevado a través de un cortejo fúnebre con familiares, miembros de la comisaría 32 y un séquito de motocicletas de la policía al cementerio Ferncliff en Hartsdale, Nueva York, donde Rivera será incinerado y puesto a descansar.

JASON RIVERA RECORDADO

Rivera llamó a Inwood su casa, y muchas personas de su vecindario siempre recordarán al niño que siempre quiso ser policía.

“Como una familia. Lo extraño mucho. Todavía no lo creo, todavía no lo creo”, dijo su amigo José Torres. «A todo el mundo le gustaba. Todos los clientes preguntaban por él. En el teléfono, cada vez que suena, ‘Quiero hablar con Jason'».

Torres recuerda con cariño trabajar codo con codo con Rivera en Inwood Pharmacy cuando eran adolescentes. Hace unos años, unos compañeros de trabajo sorprendieron a Rivera con un pastel mientras trabajaba en la caja registradora el día de su cumpleaños. El video mostró al joven sonriente y feliz mientras todos lo celebraban.

Torres dijo que el sueño de Rivera siempre fue ser policía, e incluso antes de unirse al NYPD, se dedicó a una vida de servicio.

«Él solía salir. Las personas sin hogar tenían hambre. Iba a la tienda y les compraba comida», dijo Torres.

Cuando Rivera consiguió el trabajo y se puso el uniforme, pasaba todo el tiempo por la farmacia.

«Me alegré por él. Me dijo mira mira, los sueños se hacen realidad», dijo Torres.

Después de una lucha de días, el compañero de Rivera, el oficial Wilbert Mora, también murió a causa de las heridas sufridas en el tiroteo. Mora, de 27 años, fue desconectado del soporte vital en un hospital de Manhattan cuatro días después de que un hombre armado le disparara durante una llamada por disturbios domésticos. Antes de morir, el corazón, el hígado, el páncreas y ambos riñones de Mora fueron donados a otras personas.

El servicio de velatorio de Mora se llevará a cabo el 1 de febrero a partir de la 1 p.m. hasta las 10 p.m. en la Catedral de San Patricio, y el funeral se llevará a cabo al día siguiente a las 10 a.m.

Mora y Rivera “fueron oficiales dedicados, valientes y compasivos, amados por muchos. El dolor que sienten sus familias es inconmensurable. Oramos por ellos; seremos fuertes por ellos”, dijo la comisionada de la policía de la Ciudad de Nueva York, Keechant Sewell, en un mensaje después de la muerte de Mora.

El pistolero acusado Lashawn McNeil, quien recibió un disparo de un tercer oficial, murió el lunes.

Mora y Rivera fueron los primeros agentes de la policía de Nueva York asesinados en el cumplimiento de su deber por un hombre armado desde 2017, cuando Miosotis Familia, de 48 años, fue emboscada mientras escribía en un cuaderno en un puesto de mando móvil en El Bronx. Dos oficiales asesinados en 2019 murieron por fuego amigo.

TRAGEDIA EN HARLEM

Rivera, Mora y otro oficial uniformado respondieron a una llamada de disturbios domésticos alrededor de las 6:15 p.m. el 21 de enero en West 135th Street por una madre que dijo que estaba peleando con su hijo, según la policía. Ella no mencionó ninguna lesión ni ningún arma en la llamada.

Después de que llegaron los oficiales, fueron a una habitación trasera, donde McNeil disparó varias veces mientras se acercaban a la puerta. Luego, el hombre trató de huir del apartamento, pero fue confrontado por el tercer oficial, el policía novato Sumit Sulan, quien le disparó dos veces.

Además del arma que estaba disparando, las fuentes dicen que se encontró otra arma debajo de su cama, un arma ensamblada de forma privada basada en piezas compradas y registradas en Michigan. La Fuerza de Tarea Conjunta de Armas de Fuego ATF/NYPD todavía estaba tratando de averiguar cómo el arma de asalto tipo AR-15 llegó a manos de McNeil, dijo un alto funcionario policial.

Se encontró una ronda en la recámara de la segunda arma, dijeron las autoridades policiales, junto con 19 más.

Las fuentes dijeron anteriormente que la madre de McNeil le había dicho a la policía que no sabía que él tenía armas en el apartamento.

Según varios altos funcionarios con conocimiento directo de la investigación, el tirador acusado, McNeil, tiene un historial de creencias en teorías de conspiración antigubernamentales. Los funcionarios también están investigando la posibilidad de que McNeil continuara disparando después de que los oficiales cayeron, y antes de que cargara por un pasillo y se disparara a sí mismo.

TeleMundo 47

289 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: