Cinco grandes sistemas de humedales en el Gran Santo Domingo albergan rica diversidad de especies

ContigoNews.com 01 Julio, 2018

Wanda Méndez
Santo Domingo

Debido a que albergan una rica diversidad de especies de animales y plantas y cumplen con funciones ecológicas importantes para el bienestar de las personas, los humedales son zonas que deben ser protegidas y preservadas.

“Los ecosistemas de humedal son de los más ricos y productivos que hay  en términos biológicos, cumplen con funciones ecológicas que son sumamente importantes para el bienestar de las personas y para la viabilidad de los propios ecosistemas”,  resaltó  el viceministro de  Áreas Protegidas y Biodiversidad, Daneris Santana.

En el Gran Santo Domingo existen cinco grandes sistemas de humedales que bordean toda el área del Distrito Nacional y la provincia Santo Domingo:  Cueva de los Tres Ojos, Parque Ecológico Las Marvinas,  Humedales del Ozama,  Parque Mirador del Oeste y  Cachón de la Rubia. Estos pertenecen al sistema de área protegida de la República Dominicana.

Durante una entrevista, Santana expuso ampliamente  sobre la importancia de los humedales, en qué consisten, su protección, y las características de los cinco grandes sistemas existentes en el Gran Santo Domingo.

Además de que albergan muchas especies de aves playeras, anfibios, reptiles, también una diversidad de especies de plantas se desarrollan en esos sistemas.

Santana subrayó que esos sistemas cumplen con función importante de regulación climática y de la entrada de sedimento a los ecosistemas marinos. Por lo general están ubicados próximos a la costa, aunque hay también tierra adentro, grandes e importantes.

Sostuvo que los ecosistemas de humedal ubicados en  la zona costera de la ciudad de Santo Domingo cumplen con una función de evitar que enormes cantidades de sedimentos penetren a los ecosistemas marinos y puedan provocar daños a los humedales.

“En esos almacenes de agua se filtran los sedimentos antes de que esa agua pase a los ecosistemas marinos”,  explicó.

Igualmente, expuso que los humedales cumplen con una función de recargar los acuíferos subterráneos, de los que muchas veces depende el abastecimiento de agua de grandes poblaciones, y que constituyen también fuentes de alimentación y espacios de esparcimiento.

Puntualizó que en el caso de los humedales del Gran Santo Domingo, que están ubicados muy próximos a la zona urbana, son ecosistemas que tienen una presión por la expansión del crecimiento urbano, por lo cual hay tendencia de tratar de rellenarlos, eliminarlos o cambiarlos.

Expuso que el Ministerio de Medio Ambiente ha estado desarrollando un programa de restauración de humedales, que ha impactado a 40 del país, entre ellos el Cachón de la Rubia, el parque de Nigua y los Humedales del Ozama, restableciendo la capacidad para que continúen dando el servicio que están llamado a brindar.

En qué consiste un humedal

Santana definió un humedal como cualquier cuerpago de ua, que no necesariamente aflora la superficie. De ahí que señaló que se considera humedal cualquier laguna, depósito de agua y hasta el lago, embalse o contraembalse de una presa.

Sin embargo, todos no forman parte del sistema de área protegida, sino aquellos que son más simbólicos y más importantes.

Precisó que la  Convención sobre Humedales suscrita en el año 1971, considera un  humedal donde las aguas están a una profundidad de 4 metros sobre la superficie de la tierra.

En el país hay 1,800 humedales inventariados. El Ministerio de Medio Ambiente realiza un inventario de todos los humedales, y elabora una ficha técnica de cada uno.

El 2 de febrero se celebra el Día Mundial de los Humedales, que en el 2018 tuvo como lema “humedales para un futuro urbano sostenible”.

Humedales del Gran Santo Domingo

Ozama.

El parque nacional Humedales del Ozama está ubicado en la provincia Santo Domingo.

Posee una extensión de 47.42 kilómetros cuadrados.  Fue creada área protegida mediante el decreto número 207,  del 21 de enero del 2002, e incorporado al Sistema Nacional de Áreas Protegidas mediante la Ley Sectorial de Áreas Protegidas No.202,  del año 2004. Es el segundo sistema de humedales más grande del país .

El viceministro de Medio Ambiente explicó que son decenas de pequeñas y medianas lagunas, unos temporales y otro permanente.

Precisó que  es un sistema hidrológico que abastece el acueducto de la zona oriental, y parte del acueducto del Distrito Nacional.

El Cachón de la Rubia.

El Parque Mirador Manantiales  Cachón de la Rubia está localizado en el municipio de Santo Domingo Este, provincia Santo Domingo.

Fue creado mediante decreto No.207 del 20 del marzo del 2002, con una superficie de aproximadamente 1.75 kilómetros cuadrados.

Tiene por finalidad brindar  protección y garantizar la conservación de los múltiples y hermosos manantiales que se originan en las inmediaciones de los sectores Los Mina, Lucerna y Cancino,  especialmente en el acuífero que aflora en el sitio denominado el Cachón de la Rubia. Está catalogado como una reserva natural.

Posee una flora rica y variada, entre las que se destacan, la caoba, la javilla, el Campeche, la ceiba, el grallumo, la guama, la palma real y el mamón, javilla, pendas, jazmines silvestres y otras variedades nativas.

Existen diversas especies de aves, mamíferos y anfibios, como son, el patito de agua, la gallareta, el Martín pescador, el hurón, la cigua palmera, la rolita y el pájaro carpintero.

También la tilapia, guabina, truchas, camarones, cangrejos y jaibas.

Engombe

Ubicado en el Parque Mirador del Oeste,  en el municipio Santo Domingo Oeste, consiste en un conjunto de humedales importantes, como el estuario del río Haina y otros.  Posee una superficie de aproximadamente 4.45 kilómetros cuadrados.

El parque forma parte del cinturón verde y protege los cursos de agua del río Haina, conserva humedales, bosques de galerías originales y hábitats especiales que sirven de refugio a las aves acuáticas migratorias y a otras especies de gran valor, así como a las ruinas históricas del Palacio de Engombe y de Palavé.

Dentro del parque están situadas las Ruinas de Engombe, que  fue declarada área protegida por el decreto 183-93, emitido por el entonces presidente Joaquín Balaguer.

Las Malvinas  

El parque natural Las Malvinas es una de las áreas más importante del cinturón verde de Santo Domingo.

Es rico en biodiversidad con una fauna integrada por animales acuáticos, tales como la gallareta pico rojo, yaguaza, rey congo y cua-cuá y una flora integrada por cocoteros, ceibas, mangles, eneas e icacos, entre otras especies.

El Parque Ecológico Las Malvinas es una de las áreas restauradas alrededor del Río Ozama dentro del proyecto que lleva a cabo el Ministerio Ambiente denominado «Vivir frente al Río”, debido al gran valor ecológico estratégico que tiene para la vida de la población, y para los asentamientos humanos que se encuentran a su alrededor.

Entre los barrios circundantes a esa área protegida y que tienen una alta densidad poblacional se encuentran Las Malvinas, Los Tres Brazos, Las Cañitas, Simón Bolívar y Buena Vista, entre otros.

Cueva Los Tres Ojos

El Refugio de Vida Silvestre Cueva de Los Tres Ojos de Santo Domingo, se encuentra dentro del casco urbano del municipio  Santo Domingo Este, a la orilla de la Autopista  Las Américas. Cubre una superficie aproximada  de 1 kilómetro.

Fue creado mediante la Ley Sectorial de Áreas Protegidas 202-04 dentro de la Categoría III Monumentos Naturales. Anteriormente estaba considerado como un parque – museo y dependía del Ministerio de Cultura.

Es una zona ajardinada donde se localiza una gran dolina que contiene varias cavernas y en el fondo de las cuevas  hay algunos lagos. La zona de la dolina y las cavernas presenta una espectacular vegetación tropical.

Listin Diario

Ana Maria Toribio / ContigoNews@gmail.com

255 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: