Tu viejo iPhone vale mucho dinero. Esta es la razón.

ContigoNews.com octubre 18, 2020

Por Rishi Iyengar

 

(CNN Business) — Apple amplió esta semana el rango de precios para sus teléfonos inteligentes insignia, anunciando el iPhone 12 mini a US$ 699 para los usuarios que se resisten a gastar más de US$ 1.000 en más modelos premium.

Pero para las personas que quieren gastar incluso menos –en un caso, absolutamente nada–, para actualizar, Apple y los principales proveedores de servicios inalámbricos ofrecen grandes descuentos a quienes intercambian sus dispositivos antiguos.

T-Mobile y Verizon ofrecen a los clientes créditos de intercambio que van desde US$ 200 a US$ 850, según la antigüedad de su teléfono y si ya tienen un plan con el operador. AT&T, mientras tanto, efectivamente les dará a los clientes un teléfono gratis si se comprometen con un plan de datos ilimitado durante 30 meses mientras también intercambian teléfonos más antiguos con un valor de al menos US$ 95. (AT&T (T) es propietaria de la empresa matriz de CNN, WarnerMedia).

Apple y otros fabricantes de teléfonos inteligentes también ofrecen sus propios programas de intercambio, al igual que algunos revendedores externos. Apple actualmente ofrece descuentos de hasta US$ 500 para la línea de iPhone 12 si intercambia su viejo teléfono inteligente, dependiendo de su edad y condición.

Los valores de intercambio de los teléfonos inteligentes antiguos pueden ser sorprendentemente altos porque el intercambio se ha convertido en una pieza fundamental del ciclo de vida del dispositivo. Más allá de brindar a los usuarios la oportunidad de obtener un nuevo teléfono por una fracción de su precio, ayuda a las empresas a impulsar las ventas al generar actualizaciones más frecuentes, brinda a los operadores una forma de atraer a los clientes a contratos largos, entrega dispositivos más asequibles para mercados secundarios y proporciona materiales que las empresas pueden reutilizar para hacer nuevos teléfonos más ecológicos.

El impulso de actualización

Los programas de intercambio brindan a los proveedores y fabricantes de servicios inalámbricos una forma de atraer a nuevos clientes y evitar que los usuarios existentes abandonen sus productos, como vimos con la oferta gratuita de iPhone de AT&T.

«Es probablemente lo más parecido a reactivar los subsidios, que abundaban en Estados Unidos cuando el iPhone llegó al mercado», dijo David McQueen, director de investigación de la firma de asesoría tecnológica ABI Research.

Un problema importante que los intercambios pretenden abordar es la creciente tendencia de los usuarios de teléfonos inteligentes a conservar sus dispositivos durante más tiempo, a menudo omitiendo uno o dos modelos (a veces incluso más) antes de comprar uno nuevo.

«La motivación de los suscriptores para actualizar los teléfonos inteligentes ha sido un problema en los últimos años y la mayoría de los buques insignia tienen muy poca diferenciación con sus predecesores», indicó McQueen.

Si bien las empresas esperan que las velocidades y características de 5G brinden una razón suficiente para actualizar, las estimaciones de la industria apuntan al hecho de que dicha capacidad no es realmente un factor tan importante para los consumidores. La propagación aún incipiente de las redes 5G en todo el mundo y los casos de uso limitados para los teléfonos inteligentes en comparación con la tecnología más avanzada, como los automóviles autónomos, probablemente disminuirán el atractivo para algunas personas de cambiar todavía.

«Por el momento, no parece haber ninguna razón real que demuestren los [operadores] para actualizar a 5G, aparte de que se comercialice como otro ‘G’», agregó McQueen.

Es demasiado pronto para saber qué tan bien se venderá la línea de iPhone 12, pero si el 5G no es un gran atractivo, los intercambios podrían ayudar a mover actualizaciones adicionales.

De vuelta al mercado

Los teléfonos inteligentes a menudo tienen una vida útil y una usabilidad que van mucho más allá de la frecuencia de los lanzamientos de nuevos modelos, lo que brinda a las empresas una fuente adicional de ingresos incluso para los dispositivos más antiguos.

Apple envió más de 11 millones de dispositivos para ser restaurados en 2019, según el último informe medioambiental de la compañía.

McQueen dice que los teléfonos que no son revendidos por operadores o compañías de teléfonos inteligentes también podrían terminar en compañías de seguros para reemplazar dispositivos perdidos o rotos para sus clientes o enviados a mercados emergentes donde los consumidores tienden a ser más conscientes de los precios.

La mayor parte del crecimiento en el mercado de teléfonos inteligentes renovados el año pasado provino de regiones como India, América Latina y África, según un informe reciente de Counterpoint Research.

Los programas también venden teléfonos reacondicionados a usuarios dispuestos a comprar modelos premium un poco más antiguos, según analistas.

«[Es] algo así como el mercado de autos usados; hay algunas personas que prefieren tener un Mercedes más viejo que un Hyundai 2021», dijo Ross Rubin, analista principal de Reticle Research. «Esto les permite tener más aspiraciones, en cierto sentido, sin tener que pagar los US$ 700 o más para comprar la generación actual».

Y es una tendencia que parece que se fortalecerá. La firma de investigación IDC predijo a principios de este año que se venderán alrededor de 333 millones de teléfonos inteligentes usados ​​en 2023, casi el doble del número vendido en 2018, por un valor total de mercado de US$ 67.000 millones.

Lo que hay dentro importa

Otra razón por la que los teléfonos viejos son valiosos para las empresas es por su contenido.

Apple ha trabajado para frenar el impacto ambiental de sus masivas operaciones de fabricación global, expandiendo los programas de reciclaje y prometiendo volverse completamente neutro en carbono para 2030.

«Los fabricantes han enfatizado más este enfoque, hablan de los materiales reciclados que utilizan para producir sus teléfonos», dijo Rubin.

Como parte de ese esfuerzo, Apple promocionó este compromiso con la sostenibilidad durante el evento de lanzamiento del iPhone del martes, y se jactó de que los imanes de la línea del iPhone 12 están hechos de materiales de tierras 100% reciclados. Durante varios años, la compañía ha desarrollado y mostrado robots que desmontan los iPhones más antiguos y separan los componentes que pueden reutilizarse para nuevos dispositivos. La empresa también recicla otros materiales como el aluminio y el tungsteno que se utilizan en nuevos productos.

CNN

 

36 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: