Reflexionando desde mi Curul (dedicado a mi madre)

Por Zunilda M. Fondeur

Doña Melania Luna, es nuestro grueso y fuerte tronco familiar y nuestro mas preciado y precioso tesoro. Ella cumpliò años recientemente por lo que hubo un gran desfile de sus descendientes, para agradecerle todo lo que somos y desearle Salud y Bendiciones!
Gracias a mi queridísima Prima Amarilis, por la delicadeza de preparar y traernos un delicioso almuerzo… Gracias Dios.

Aunque parezca obvio, los estudios han confirmado que el amor de la madre influye profundamente en el desarrollo del niño. Por eso, agradezco profundamente a mi madre todo lo que soy. Jamás en la vida encontraré ternura mejor y más desinteresada que la de mi madre. Ella es la mujer más hermosa que he visto. Todo lo que soy se lo debo a mi madre. Atribuyo todos mis éxitos en la vida como la educación moral, intelectual y física que recibí a ella.

Image may contain: 1 person, smiling, sittingUn proverbio judío dice: «Dios no podía estar en todas partes, así que creó madres».
Ningún lenguaje puede expresar el poder, la belleza, el heroísmo, y la majestad del amor de una madre. Se necesita alguien muy valiente para ser madre, alguien fuerte para criar a un niño y alguien especial para amar a alguien más que a sí misma. Gracias Mamà por darme tanto amor que nunca podré recompensarte, porque es en el único amor que yo realmente creo, en el amor de una madre por sus hijos, como ha sido el tuyo para mí y mis hermanos.
El cumpleaños de mi madre, me ha hecho reflexionar nuevamente en lo que es el amor de madre. En el momento en que un niño nace, la madre también nace. Ella nunca antes había existido. La mujer existía, pero la madre, nunca. Una madre es algo absolutamente nuevo.
Cuando se es madre, nunca estás realmente sola en tus pensamientos. Una madre siempre tiene que pensar dos veces, una vez por sí misma y otra vez por sus hijos. La maternidad tiene un efecto humanizado. Todo se reduce a lo esencial. El amor de madre es el combustible que permite a un ser humano normal, hacer lo imposible.
Ser madre es aprender acerca de las fortalezas que no sabías que tenías, y enfrentar los temores que no sabía que existían. La maternidad no es ni un derecho ni un privilegio, sino simplemente, la forma en que la humanidad pueda satisfacer el deseo de la inmortalidad física y el triunfo sobre el miedo a la muerte. ¡Felicidades mi querida madre, Doña Melania Luna, el grueso y fuerte tronco familiar!
273 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: