Origen de la celebración del Día de la Madre

0
41

Isabel Toribio, madre de Ana Maria Toribio y en el retrato del fondo la madre de Isabel, Marcelina Toribio.

ContigoNews.com 12 mayo, 2019

Por Ana Maria Toribio

Origen de la celebración del Día de la Madre
Las primeras celebraciones del Día de la Madre se remontan a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades.  Con la llegada del cristianismo se transformaron estas celebraciones para honrar a la Virgen María, la madre de Jesús.

En Inglaterra hacia el siglo XVII, tenía lugar un acontecimiento similar, también relacionado con la Virgen, que se denominaba Domingo de las Madres.2​ Los niños concurrían a misa y regresaban a sus hogares con regalos para sus progenitoras. Además, como muchas personas trabajaban para gente acaudalada y no tenían la oportunidad de estar en sus hogares, ese Domingo se le daba el día libre para visitar a sus familias.

Sin embargo el origen contemporáneo de esta celebración se remonta a 1865, cuando la poeta y activista Julia Ward Howe, organizó manifestaciones pacíficas y celebraciones religiosas en Boston, en donde participaron madres de familia que fueron víctimas de la Guerra de Secesión. Este fue un conflicto militar que ocurrió en Estados Unidos, entre los años 1861 y 1865. De un lado quedaron los estados del Sur (Confederados) contra los estados del Norte (Unión). Ella propuso establecer un día especial como una forma de reconciliar a las partes en conflicto.

Por esa misma época, Ann Jarvis, activista de Virginia, viendo el éxito de las convocatorias de Howe, organiza también reuniones, en donde las madres se reunían para intercambiar opiniones sobre distintos temas de actualidad.

Las reuniones por el Día de la Madre continuaron de manera regular durante los siguientes años. Howe continuó trabajando por otras vías por los derechos de las mujeres y por la paz.​ El 12 de mayo de 1905 Ann Jarvis fallece y​ su hija Anna Jarvis, para conmemorar su fallecimiento, cada año en el segundo domingo de mayo, organizaba un Día de la Madre.

En 1907 Jarvis comenzó una activa campaña para que la fecha tuviera reconocimiento oficial que fue extendiéndose a todo el territorio de los Estados Unidos​, tomando como base la demanda de Howe. Jarvis empezó a escribir a personalidades influyentes de la época para que apoyaran su petición. Finalmente el reconocimiento oficial llegó en 1914, con la firma del presidente Woodrow Wilson, reconociendo oficialmente el Día de la Madre. (Wikipedia)

¡FELICIDADES a todas las madres abnegadas en este día de Las Madres, aquí y allá!

Isabel Toribio, mi querida madre. Recuerdo cuando me contaba como caminò largo, y enlodados caminos bajo un aguacero, tan solo para traerme al mundo en la casa se su madre Marcelina, que vivía en los altos de Altamira, Puerto. Plata. Agradezco su sacrificio y valentía; sus agallas de salir a temprana edad del campo en busca de mejores oportunidades porque no quería, por nada del mundo, que sus hijas, mi hermana Dora y yo, nos desarrollàramos en el campo. Lo cumplió y nos vinimos a vivir a la capital, luego a New York. Gracias madre por pensar en nosotras y ayudarnos a ser lo que somos actualmente. Te felicitamos madre querida y sacrificada en tu día.

Dora Méndez Toribio (mi hermana), criò solita a su ùnica e inteligente hija, Luz Carolinne Méndez graduada de quìmica y sigue cuidando de ella con esmero. Mi hermana es una guerrera. Te felicitamos madre luchadora en tu dia.

Marcelina Toribio, mi abuela, la comparo con Mamà Tingó. Fue una mujer fuerte, luchadora, sacrificada y entregada al cuidado de sus hijos e hijas y nunca se quejó. Trabajó la tierra, se subía en los àrboles a buscar frutos para alimentar tanto a sus hijos como a sus nietos. Mi abuela fue un tremendo ejemplo para los que disfrutamos de su convivencia. Te felicitamos madre querida y luchadora en tu día donde quiera que Dios te haya dispuesto. D.E.P

Miriam Palomino una super MADRE FELIZ, primera vez que celebra este dìa,después de buscar con ansiedad y desesperaciòn tener un bello bebé como Matthew, al fin lo tiene, lo adora y lo cuida como a nadie en este mundo. Te felicitamos en tu dia por no decaer en tu objetivo màs importante en tu vida.

Ana María Amézquita, madre abnegada, aun con los años que le quedan por vivir sigue entregada a servir a sus hijos incondicionalmente.

La vida ha sido muy dura para ella, pero ahí està al pie del cañón. Perdió un hijo en un accidente de tránsito que la sepultò en vida y aunque la tristeza no se aparta de ella, la señora  Amezquita sigue sirviéndole a los 4 hijos restantes con la misma devoción que lo hacía cuando vivió su hijo Robin Martínez, que en paz descanse. Hoy te felicitamos madre de amor incondicional en tu día.

¡FELICIDADES a todas las madres abnegadas en este día de Las Madres. Que Dios, el universo y los àngeles las protejan y la sigan cuidando para que continuen regando ese AMOR tan especial del que son portadoras. Reza un refran: Madre solo hay una, aunque sea de cartòn.

Que vivan las madres y las que con sus deseos de serlo hacen felices a otros!