Murió tras una golpiza en su escuela a pesar de advertir que era víctima de ‘bullying’: por qué hay que escuchar las alarmas

0
28

ContigoNews.com 26 septiembre, 2019

El fallecimiento de niño de 13 años luego de ser agredido por dos estudiantes en una escuela de California deja en evidencia los peligros del acoso escolar, un problema que afecta a 1 de cada 4 alumnos y en el que la actitud de los espectadores, padres y autoridades escolares juega un papel fundamental.

Ocurrió en la escuela: hubo testigos que grabaron lo ocurrido con su celular, pero nadie fue capaz de intervenir durante la golpiza que terminó quitándole la vida muy temprano a Diego Rivera: tenía apenas 13 años de edad. Esta es sin duda otra tragedia que deja en evidencia los peligros del bullying y las fatídicas consecuencias de no actuar a tiempo.

El niño fue atacado por dos alumnos en la Escuela Intermedia Landmark, del Condado de Riverside en California. Todo fue captado en un video de celular donde se ve que recibió un puñetazo inicial en la cara por parte de un joven de camisa negra. Después, tropezó hasta ser embestido por la izquierda por un segundo agresor. Acto seguido, cayó al suelo y se golpeó en la cabeza con una columna. En ese momento convulsionó hasta quedar inconsciente y fue trasladado al hospital donde estuvo internado en condición crítica de salud durante nueve días hasta que su familia decidiera declararlo muerto y donar sus órganos, el 24 de septiembre.

Los agresores, también menores de edad, fueron arrestados en la prisión juvenil del Condado de Riverside por asalto. “Queremos que esto pare”, dijo a Univision Alicia Espinoza activista contra el acoso escolar, quien afirma que no es la primera vez que este tipo de incidentes violentos ocurren en la escuela intermedia y que las autoridades del plantel hacen poco o nada para frenar los ataques entre los estudiantes.

Compañeros de Diego declararon a medios locales que el niño había sido víctima de bullying y ciberbullying en ocasiones anteriores, y que en la escuela los problemas de violencia eran recurrentes. El director de la escuela no ha confirmado esos alegatos y dijo que están investigando.

“Esto va más allá de bullying. Esto es claramente violencia”, dice a Univision Noticias Ross Ellis, fundadora de Stomp Out Bullying. En su criterio, la tragedia demuestra lo que puede pasar cuando las autoridades no asumen con seriedad las denuncias de los estudiantes.

“Cuando tienes a escuelas que no hacen nada acerca de la violencia, cosas como estas van a ocurrir”, agrega Ellis.

La indignación de la comunidad ha sido tal que una vigilia hecha para homenajear a Diego tomó otro matiz cuando llegó el Superintendente del Distrito, Martinrex Kedziora, y dio un discurso en medio de reclamos de quienes le exigían la renuncia y lo culpaban por no actuar a tiempo.

Al final, Kedziora se vio obligado a refugiarse dentro de la escuela, reportó CBS News.

UNIVISION