“Mitad macho, mitad hembra”: el raro pájaro cardenal que avistó una pareja en Pennsylvania

0
20

ContigoNews.com 5 febrero, 2019

Los cardenales machos son de plumaje rojo y los hembras de plumaje crema. Pero una pareja de amantes de pájaros identificó uno dividido exactamente por la mitad: con plumas rojas y cremas. Se trata de un fenómeno poco común, pero bien estudiado. Lo explicamos.

Jaffrey y Shirley Caldwell, una pareja de Pennsylvania, llevan más de 25 años alimentando pájaros en su jardín. Les gusta observar las aves que se asoman a su patio a buscar comida y ello les ha permitido reconocer las características de algunas especies. Saben muy bien, por ejemplo, que los cardenales son rojo intenso si son machos y blanco crema si son hembras. Por eso solo pudieron sorprenderse cuando avistaron un pájaro que en la mitad derecha de su cuerpo llevaba los rasgos de un macho, con su color incandescente, y en la otra mitad el de una hembra con sus tonos más pálidos.

Los Caldwell estaban siendo testigos de un fenómeno poco común pero bien estudiado por la ciencia entre ciertos animales como las aves, las mariposas y los crustáceos que se conoce como‘ginandromorfos bilaterales’: animales que de un lado son enteramente femeninos, cada una de sus células lo es, y del otro son completamente masculinos.

“Es como si dos mellizos hubieran sido unidos por el centro”, describió el científico Michael Clinton, de la Universidad de Edimburgo a la BBC, quien ha analizado este fenómeno que calcula se da de una vez entre un millón de pájaros.

Daniel Hooper, ornitólogo de la Universidad de Cornell consultado por National Geographic,asegura que este fenómeno puede ser mucho más común, pero los científicos solo lo notan cuando los machos de una especie lucen radicalmente distintos a las hembras. En el caso de los cardenales la diferencia entre los plumajes es tan evidente que se puede ver fácilmente este mosaico de genes.

En el mundo de las aves los cromosomas no se llaman X o Y, sino Z y W y justamente opuesto a la genética de los humanos en el que la mujer lleva la combinación XX mientras el hombre la combinación XY. En el de las aves, es la hembra la que lleva la mezcla ZW mientras el macho es el que lleva el cromosoma repetido ZZ.

Un cardenal que tiene su plumaje exactamente dividido la mitad en rojo y la mitad en crema es solo posibe gracias a que la hembra desarrolló huevos con dos núcleos: uno con un cromosoma Z y otro con un cromosoma W y los dos fueron fertilizados.

“El hecho de que ambos lados de un pájaro se puedan desarrollar de forma independiente muestra que son las propias células del pájaro las que controlan su identidad y crecimiento”, añadió Clinton.

En la literatura científica ha quedado registrado que los animales ‘ginandromorfos bilaterales’ suelen vivir de manera solitaria y no se les ve tener una pareja como le ocurre a la mayoría de la especie. Sin embargo, este cardenal recientemente avistado parece desafiar esa regla. Según le confesaron los Caldwell a National Geographic este pájaro que los visitó varias veces sí tenía un compañero.

La razón, creen los científicos consultados por la publicación, es que este cardenal tiene el lado femenino en su parte izquierda, en donde justamente está el ovario fértil de los pájaros. Esta capacidad de reproducirse sería la razón que explicaría que no sea solitario como los otros animales ginandromorfos y sería además un signo para pensar que podría reproducirse. Univision