MANUAL DE LA TERCERA EDAD…#2 por Zunilda Fondeur

0
437

ContigoNews.com 17 mayo, 2018

Por Zunilda Mercedes Fondeur

MANUAL DE LA TERCERA EDAD…. Son muchos los elementos que tenemos como herramientas para inyectar energía a nuestros mayores y mantenerlos conectados con sus descendientes.

A ellos les motiva sentir que siguen comandando su tropa, aún cuando sean repetitivos hay que dialogar con ellos..

Siempre debemos atenderlos, escucharlos y con una ámplia sonrisa “Maneja despacio, abrígate, cuídate, Etcétera, porque ellos tienen la sabiduría y mas experiencia, aún cuando uno sea adulto…eso les genera satisfacción y como ejemplo les pongo la reunión de los nietos de mami, incluyendo a los políticos y yernos para reconstruir el pátio, cuya madera ya la ponía en peligro de resbalarse y ella acostumbra madrugar y atender las plantas… da gusto verla disfrutando y agradeciendo el gesto, de que sus jóvenes descendientes lo hicieran personalmente.

Porque a ella la alegran las flores y plantas, tiene manos pródigas y le encanta regalar, procuro que siempre tenga tierra y tarros, los que preparo con huequitos y se los dejo con la tierra, en razón de que por su accidente sufrido hace tres años, no puede ni debe cargar pesado.

También le cultivo verduras y espécias en mi casa como silantro, orégano, sábila y menta, (llerba buena) para que ella las regale a nietas y amistades.

Los hijos deben solicitar que busquen o llamen a sus ancestros, recordándoles que son nuestras raíces. Noto su alegría cuando mi hija Sandra Zunilda, su primera nieta la llama y se lo comunica a los hijos.

No digo que sea fácil cuidar adultos de la tercera y cuarta edades, de hecho hay estados en donde existe agencias que contratan a hijos y familiares, asumo que porque están mas confiados en que los ancianos no serán maltratados y al contrario, los parientes tendrán paciencia y amor para lidiar con sus costumbres y hasta manías…Desconozco si tales beneficios los ofrecen en el estado de La Florida..Por lo menos en Orlando, no he sabido que exista…

Agradezco a Dios haberme iluminado y por desenverme con responsabilidad en los deberes y pagos haber construido un crédito que me permitiera sacar una casita a crédito cerca de mi madre, con la colaboración de mis hijos elegidos Leo y Rosa Esther y familiares, porque ahora puedo estar cerca de doña Melania Luna, mi maravillosa progenitora y atenderla.

La siembra y replantación de las plantas me energizan para lidiar con una persona tan inteligente y decidida como mami, quien con 51 años sufriendo de diabetes y otras complicaciones…continúa siendo la comandanta en jefe.

No se si me creeran que ví la metamorfósis de las rosas, a las que las hablé en botones la noche antes de viajar a Providence, mientras las mojaba con manguera, pidiédoles que abrieran como regalo de madre…

A la mañana siguiente amacecieron en el proceso y en la tarde, cuando mi hermano Felix R. Fondeur me guardaba el equipaje en su vehículo para llevarme al aeropuerto,
recibí la sorpresa de que una de ellas abrió en todo su esplendor…

 Comparto esta maravillosa obra de la madre naturaleza, deseando feliz fin de semana a mis selectos contactos de Facebook.
Les aseguro que la colega Ana Maria Toribio, en su libro Terapia del Arbol, dice la verdad y nos enseña que las plantas nos energizan y hasta se convierten en cómplices.

Y Dios nos premia con muchas satisfacciones cuando dedicamos nuestras vidas a repartir amor, colaboración y armonía a otros seres humanos, especialmente a quien se sacrificara tanto para hacernos quienes y como somos.