MANUAL DE LA TERCERA EDAD…CAPITULO #11…aprender a compartir con nosotros mismos

0
98

ContigoNews.com 13 mayo, 2019

MANUAL DE LA TERCERA EDAD…CAPITULO #11

Por Zunilda M. Fondeur

Encantadora experiencia!

Una de las principales delicias de la vida es comer, principalmente cuando se tiene conciencia de que, además de alimentarnos, el desayuno, almuerzo, cena o merienda, son la perfecta motivación o excusa para compartir y festejar.

Escogiendo un lugar adecuado, podemos reunirnos con familiares y amistades y hasta con nosotros mismos, porque de vez en cuando es necesario estar solo y degustar un buen guiso o merienda consigo mismo.

Es necesario aprender a compartir con nosotros mismos, porque al tener el privilegio de llegar a la tercera edad, nos encontramos con nuestro ser espiritual y aprendemos a apreciarnos mas.

Nos pasamos la vida postergándonos a nosotros, ocupando los primeros lugares en atención y protección a nuestros hijos, compañero, visitas; etcétera y así pasa el tiempo y los años de juventud.

En estos tiempos ha habido cambios proporcionales con la evolución tecnológica, las oportunidades de capacitación que no tuvieron nuestros ascendientes y la repartición de responsabilidades con nuestras parejas, en razón de que antes las mujeres no disponíamos de las oportunidades que los hombres, pero de todas maneras la mujer es la madre y sigue cargando la parte mas pesada en el hogar, pese a que también se supere y trabaje.

Conforme pasa el tiempo, nosotras nos concientizamos de merecer un ¡ happy after job!, por lo que me atrevo a sugerir a los lectores del entorno lugares que podemos encontrar cerca del George Washington Bridge en el Alto Manhattan.

Encontramos ambientes de todo tipo como el europeo, con música, estilo y sabor a España cautivante, con anfitriones agradables y corteses, como también instruyen a sus respetuosos empleados.

Desde el medio día ofrecen un exquisito menú de launch a cómodos precios y por las noches presentan artistas en vivo.
Mis hijos y nuera Rosa Esther, Leo y Jovanny me invitan con frecuencia y les aseguro que los precios son moderados y la comida estilo gourmet y saludable.

Los convido a degustar los vinos españoles de cosecha y reserva, con variadas tapas y el buen ambiente es adecuado a personas de todas las edades.

Estoy compartiendo mis agradables experiencias, porque sucede que después de los cincuenta, se acabó la cuenta! Hay que vivir el ahora.

Delicias de primera calidad orgánicas también consigo en lugares de ventas en esta comunidad.

En El Manual de la Tercera Edad les recuerdo que cada día es gratis, pero la alegría, satisfacciones y risa, contribuyen a disfrutarla con salud.

Cocina gourmet, ambiente clásico europeo y màs los consigues en Washington Heights.