La división republicana en el Congreso lleva a Trump a pedir la suspensión del debate migratorio

0
207

ContigoNews.com 22 junio, 2018

Mientras el mandatario culpa a los demócratas por el fracaso del debate migratorio en ambas cámaras del Congreso, la oposición dice que Trump batalla desesperadamente para esconder su falta de liderazgo y las divisiones internas en su partido.

Solo tres días después de prometer a su partido que firmaría cualquier reforma migratoria que le manden, el presidente Donald Trump le pidió este viernes a los republicanos que “deberían dejar de perder su tiempo en Inmigración hasta después de que elijamos a más senadores y congresistas en noviembre”.

Y nuevamente acusó a los demócratas de estar “jugando” en ambas cámaras porque “no tienen intención de hacer nada para resolver este problema de décadas”, en relación con la presencia de 11 millones de indocumentados y una frontera, según él mismo ha dicho, que sigue permitiendo la entrada de inmigrantes indocumentados.

“¡Podemos aprobar una gran legislación después de la Ola Roja!”, escribió Trump, deseando que en los comicios de medio tiempo del primer martes de noviembre ambas cámaras se lleven representantes y senadores republicanos hasta conseguir la mayoría absoluta.

Lo que no contó el mandatario en sus tuits de este viernes, fue la derrota sufrida en la víspera en el Congreso, donde dos planes migratorios prometidos por el líder republicano, Paul Ryan(Wisconsin), no consiguieron los votos necesarios para ser aprobados por el pleno.

En el debate, definido el martes por Trump y la bancada en una reunión a puertas cerradas en el Capitolio, no participaron los demócratas porque los republicanos tienen votos suficientes para aprobar cualquier ley, al contar con 241 de los 435 asientos y solo requerían de 218.

“Ninguno de los dos proyectos de ley presentados consiguió el apoyo prometido”, dijo una fuente republicana que participó en la reunión del martes. “El proyecto ultraconservador del congresista Bob Goodlatte (Virginia), que incluía los cuatro pilares del plan del presidente, fue rechazado de inmediato. Nos quedamos con la versión moderada”, agregó.

La versión menos rígida de reforma migratoria apoyada por Ryan y que también patrocinó Goodlatte, incluye una vía temporal de legalización para unos 700,000 dreamers protegidos por la Acción Diferida de 2012 (DACA) a cambio de $25,000 millones para la seguridad fronteriza, que incluye la construcción del muro en la frontera con México, reducir la reunificación familiar, establecer un sistema migratorio basado en méritos, criminalizar la estadía sin papeles, aumentar las redadas y acelerar lass deportaciones, entre otros.

Los dreamers que califiquen para legalizar sus permanencias recibirían una residencia temporal indefinida renovable cada seis años, pero no podrían convertirse en ciudadanos estadounidenses.

Univision