Jóvenes arrestados en Starbucks fueron a una cita de negocios que les iba «a cambiar la vida»

Rashon Nelson y Donte Robinson, de 23 años, fueron esposados y llevados a la comisaría tras estar en un local sin pedir nada mientras esperaban a otra persona. El incidente ha obligado a la compañía a disculparse.

Rashon Nelson y Donte Robinson, los dos jóvenes afroamericanos que fueron expulsados de un Starbucks el pasado fin de semana en Filadelfia por no haber consumido nada, decidieron dar a conocer este jueves su versión de los hechos.

En una entrevista con la cadena ABC revelaron que los dos fueron a una cafetería de esta conocida cadena para tener una cita de negocios con otra persona. Sin embargo, acabaron esposados y expulsados del local, un hecho que quedó grabado y provocó fuertes críticas contra Starbucks por un comportamiento racista.

Nelson indicó que habían estado trabajando en ese encuentro durante varios meses y ya se encontraban «a solo unos días de cambiar nuestra situación, nuestras vidas». Sin embargo, nada terminó como esperaban los dos jóvenes de 23 años, que acabaron arrestados y trasladados a una comisaría acusados de allanamiento.

Todo comenzó cuando los dos afroamericanos llegaron a la cafetería y Nelson pidió permiso para ir al baño. Un trabajador le indicó que su uso estaba reservado a los clientes, por lo que decidieron sentarse en una mesa a esperar a que llegara la otra persona con la que iban a reunirse. Sin embargo, nunca pudieron verla porque fueron esposados.

Según su versión, todo ocurrió muy rápido. Al poco tiempo de haberse acomodado, vieron que varios policías entraban en el local. Un empleado había llamado al 911.

«Yo pensé ‘no pueden estar aquí por nosotros'», dijo Robinson durante la entrevista. » La verdad es que no me di cuenta de lo que estaba pasando, que era verdad, hasta que me pusieron las esposas con las manos en la espalda», recalcó.

«Entiendo que las reglas son las reglas, pero lo que es correcto es correcto y lo que está mal está mal«, añadió Robinson.

Los jóvenes fueron efectivamente arrestados, sin que ellos presentaran ningún tipo de resistencia. El momento fue grabado por Melissa DePino, una mujer que publicó las imágenes en su cuenta de Twitter. En el mensaje ella misma se preguntaba el porqué no les ocurría lo mismo a los clientes blancos cuando hacían lo mismo.

306 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: