ContigoNews.com abril 18, 2021

Por Ana Maria Toribio

Hoy en víspera del cumpleaños de mi madre 19 de abril, en este día nació mi madre, Isabel Toribio (Reina) y precisamente hoy quiero hacerle un tributo a mi madre en su día de la manera más sensible que nace de mi corazón.

Quiero decirte madre querida, que nunca existirá una mujer como tú, que te lanzaste desde muy temprana edad y después de salir embarazada por primera vez a buscar la forma de protegernos a mi hermana, a mi abuelita y a mí, tus prioridades. No paraste hasta encontrar lo mejor para criarnos, cuidarnos y darnos una educación razonable dentro del marco de lo que se podía en ese entonces.

Gracias madre por tu amor incondicional. A esta etapa de mi vida donde también soy madre, puedo entender más clara y profundamente que solo tú, madre, sin importar condiciones ni nada que te lo pueda impedir darías la vida por mi (por tus hijas). No importa que no estemos de acurdo en muchas cosas, no importa que nuestro carácter sean diferentes, no importa cuántas veces te desobedecí, tu amor sigue ahí, intacto, incambiable. Tu amor es tan grande, que al instante estas ahí para mí y estoy segura, sin tener un segundo de dudas, que, sin pensarlo, tu darías la vida por mí. Eres el único ser en el mundo que no dudaría ponerte al frente si algo afectaría mi vida, si pudieras hacerlo.

Gracias madre por contarme esa historia cada vez que cumplo años, esa historia de cuando te comenzaron los dolores de mi parto te trasladaste de Santiago a tu pueblo de Altamira y donde te dejó el vehículo que no continuaba hasta la montaña donde vivía tu madre, Marcelina, tu tuviste que caminar todo el largo camino de tierra, con lluvia en ese día. Los lugareños te aconsejaron ponerte una piedra en la cabeza para que te permitiera llegar a la casa de tu madre, mi abuela, en Escalera arriba, Altamira, Puerto Plata a la casita de madera de mi abuela donde querías dar a luz, a mí.

El día de mi madre es mi día también, y precisamente hoy te quiero pedir madre querida: perdón por las veces que te ofendí, que te desobedecí por la rebeldía de la juventud, te pido perdón por haberte ofendido con palabras, acciones o por ignorar tus sentimientos de madre cuando hacías cosas de las cuales tu no estabas de acuerdo y yo aún las hacía; y por todas las cosas que talvez ahora no me llegan a la mente. Quiero que sepas, que aun con todas las dificultades que te hice pasar, por los disgustos y los malos días que sufriste por mí, te quiero tanto que me cuesta pensar en ese día que tú te me vayas de mi lado, si es que te fueras primero que yo, porque sin tu protección, oraciones, tu presencia me sentiré que se me acabo el mundo porque mi mundo eres tú y mis hijos.

Felicidades madre en tu día. Te dedico esta canción titulada “Ati Madre” escrita y vocalizada por el cantautor, comunicador y productor de TV, el dominicano Nazario Brea. Es una canción que reúne todo lo que se le puede expresar a una madre. Gracias madre, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias, gracias y no terminaría nunca de decirte gracias madre.

 

188 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: