Basta ya no más masacres: Presidente, Congreso y control de armas queremos acción

Por Ana Maria Toribio

Nueva York. – La recién masacre ocurrida en en la Escuela Secundaria Marjory Stoneman Douglas de Parkland, Florida, el miércoles 14 de febrero de 2018 donde el estudiante Nikolas Cruz, armado de una escopeta AR-15 disparó a todos los estudiantes que salían al pasillo después del mismo activar las alarmas de fuego, provocó la reacción de los estadounidenses exigiendo al presidente, al congreso y a control de armas de fuego a tomar acción para evitar posibles muertes masivas.

Esto no basta con reconocer que la violencia que nos azota últimamente es debido a las enfermedades mentales como lo ha expresado el mandatario de la naciòn Donald Trum en masacres anteriores. Aunque según estadísticas más recientes aportadas por el Instituto Nacional de la Salud Mental (Nacional Instituto of Mental Meath, NIMH), parte de los Institutos Nacionales de la Salud (Nacional Institutos of Meath, NIH) los trastornos de la salud mental representan cuatro de las 10 causas principales de discapacidad en Estados Unidos.

La depresión grave (depresión clínica), el trastorno maníaco depresivo (trastorno bipolar), la esquizofrenia y el trastorno obsesivo compulsivo son los trastornos más comunes que viven los estadounidenses, según éstas entidades de salud.

Dicen, además que se calcula que un 26 por ciento de los estadounidenses de 18 años de edad o mayores (alrededor de uno de cada cuatro adultos, o más de 57,7 millones) padece algún tipo de trastorno mental diagnosticable anualmente. Muchos sufren más de un trastorno mental a la vez.

La desenfrenada violencia que viven los estadounidenses, dejan dolor e impotencia ante los hechos más sangrientos y lamentables por lo que es hora de que el congreso tome acción creando leyes que prohíban las armas de fuegos en manos de civiles de cualquier edad, principalmente la mortífera AR-15.

Este tipo de armas (AR-15) es la misma que usa el ejército de los Estados Unidos por ser de alta velocidad y que permitiría a los soldados transportar más munición, por tanto, no debería estar en manos de individuos particulares ni de exsoldados, sino como exclusividad del grupo militar.

De alguna manera tienen que unirse el congreso y la organización de control de armas para evitar las repeticiones de masacres que cada vez son más frecuentes. Según el último informe de crimen del Buró federal de investigaciones indicó que más de las12,000 personas que han sido víctimas de armas de fuego en Estados Unidos 364 ocurrieron con fusiles, razón por lo que se necesita el control de arma urgente. El total estimado de armas de fuego (tanto licitas como ilícitas) pertenecientes a civiles en Estados Unidos es entre 270.000.000 y 310.000.000, según la Política Internacional de armas de fuego.

Breve historia sobre el fusil AR-15 que lo ha hecho tan popular en el ejército de los Estados Unidos y en la población civil y policial.

Según datos recopilados, el fusil AR-15 estándar diseñado por Eugene Stoner, acepta una gran variedad de cargadores con diferentes capacidades y posee un pistolete que sobresale de la línea de la culata, dando como resultado un fusil altamente adaptable y configurable. Puede equiparse con accesorios tales como un bípode, culatas retráctiles o plegables, cañones con apaga llamas y sistemas de riel para añadirle linternas, punteros láser, mira telescópica, etc. En 1959, ArmaLite vendió sus derechos sobre el AR-10 y el AR-15 a la Colts Manufactoring Company debido a dificultades financieras.

Después de varias modificaciones (principalmente la reubicación de la manija de carga desde bajo del asa de transporte a la parte posterior del cajón de mecanismos), el nuevo fusil rediseñado fue adoptado por el ejército de los Estados Unidos como el fusil M16 que entró en producción en marzo de 1964. La Colt continuó empleando la marca registrada AR-15 para su serie de fusiles semiautomáticos dirigidos al mercado civil y policial, conocidos como Colt AR-15. El ArmaLite AR-15 fue el precursor de una variedad de modelos de fusiles semiautomáticos y de asalto.

En las decisiones y cambios que desde hoy exigimos al presidente, al congreso y a control de armas, está la seguridad y las vidas del pueblo estadounidenses que solo quiere la acción inmediata para finalizar de una vez por todas las masacres que enluta a su gente.

 

 

 

 

 

 

 

280 Vistas
A %d blogueros les gusta esto: